Más de 50 años
creando historias...

“Nos fijamos en lo que la gente quiere, en como disfruta y en como hace disfrutar a los suyos, y lo único que intentamos, es mejorarlo un poco cada día.”

La rebeldía que inicio el camino

Nuestra historia comienza en Galicia, con un chico algo rebelde y apasionado que no estaba dispuesto a conformarse con la vida que se suponía debía vivir. Un día tras una disputa en el colegio, decidió salir de Galicia y viajar a Madrid, donde con sus 13 años, ya consiguió trabajo de cocinero. Era el comienzo de una pasión que le venia de la cuna tradicional Gallega y que supo transmitir a sus hijos. Ese era nuestro abuelo.

Una bici, un mercado y un don.

Al fallecer nuestro abuelo. Nuestro padre tuvo que buscar trabajo y lo consiguió arreglando bicicletas en el retiro. Pronto se hizo con todo el barrio, su disposición y su energía le valieron para que lo contrataran como repartidor en el mercado de Vallecas, donde aprendió de la vida y costumbres de este maravilloso sitio que acabaría siendo su vida.

La visión y las ganas de un niño

Todo resulta más sencillo cuando descubres tu pasión, y la gente y el mercado, eran la pasión de nuestro padre. En el 1969 consiguió que le prestaran el puesto más pequeño del mercado de la Paz, en el que rápido se hizo conocido por su personalidad y su producto. Fue uno de los primeros en introducir las basculas electrónicas, lo que le hizo ver la capacidad empresarial de su negocio y decidió montar otro puesto para poder atender a todos los amig@s que se acercaban a comprar en Álvarez Selección. En 1992 vendió los dos locales, para hacerse con uno mucho mayor en el que centralizar toda su experiencia. Y en 2002 decidió abrir un local para degustación que hoy día es uno de los puntos de referencia del mercado de la Paz.

Un ADN preparado para adaptarse a los nuevos tiempos

Cuando la tercera generación entramos a trabajar en el mercado, pusimos en valor toda la energía y conocimientos heredados de nuestros padres y abuelos. Enfocados en mejorar la experiencia y los productos que ofrecemos a los clientes, que con el paso de las generaciones, son parte de nuestra familia y nuestra historia.

Así, decidimos en 2018 abrir un obrador propio en el que mejorar los productos. Con unas premisas muy claras y con la ilusión de seguir haciendo nuestra propia historia y ser una pequeña parte de las vuestras. Porque las buenas historias están llenas de buenos sabores.

Gracias por ser parte de Álvarez Selección

Reproducir vídeo