Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

síguenos en facebook

1969

En este año D. Jose Alvarez decide hacer de su torta un pan, y se embarca en la siempre difícil aventura de abrir una tienda propia en el madrileño Mercado de La Paz. Como en casi todos los comienzos de la gente honesta, trabajadora y emprendedora, detrás el mostrador había más ilusión que medios económicos. Delante siempre hubo una idea muy clara: tanto el producto como el trato a los clientes debían ser exquisitos. Mala disgestio, nulla felicitas. Mala digestión, no hay felicidad, y para evitar una y conseguir otra, nada mejor que vender lo mejor para comer.

1975

Sin fatiga no se come miel, y, después de unos años de trabajo duro, Don José adquiere un local con mayor tránsito de público dentro del mismo mercado. Quienes le conocen lo saben bien. Mejor aún que las delicias que vende, sabe la simpatía y la profesionalidad que el cliente se lleva envuelta con la compra despachada. Saber vender es un arte que se pierde, lamentablemente. José Alvarez Alimentación mantiene vivo el espíritu de la tienda pequeña en la que el cliente es alguien de casa, con nombre y apellidos, en la que la confianza avalada por años de relación es el motivo de la compra.

1992

En el año olímpico el negocio de José Alvarez Alimentación sigue, con mucho esfuerzo, creciendo sin parar. La superficie de venta multiplica por dos los metros de exposición, y aparece la primera gran unidad temática especializada en la tienda: El Queso. El viejo refrán de “el pan sin ojos y el queso con ellos” se queda pequeño. José Alvarez Alimentación Selecta se especializa en quesos nacionales y de importación hasta llegar a las 250 variedades llegadas al corazón del Barrio de Salamanca desde los más variopintos lugares del mundo. En el año olímpico se incorpora también a la tienda José Luís Alvarez, el mayor de los tres hijos de José a quien ya había enganchado definitivamente este oficio de satisfacer a clientes ávidos de conocer productos diferentes, bien conseguidos desde el punto de vista gastronómico, y a quienes les gusta charlar un rato tranquilamente de las cosas del comer mientras las compran.

2000

Un buen padre vale por cien maestros. Así que en el año del cambio del milenio y con el euro tocando a la puerta José Alvarez Alimentación comienza un proceso de fusión entre las ideas de José (venta tradicional) y las de José Luís (más modernas y prácticas). En un nuevo local, ubicado enfrente del anterior abrió entonces LA BANDEJITA DEL GOURMET®, con un nuevo concepto, derivado de la charcutería tradicional, que toma como referencia el producto artesano de alta calidad para ponerlo en las mesas y restaurantes más distinguidos en un nuevo soporte: LA BANDEJITA.

Los avances tecnológicos hacen posible ofrecer productos de gran calidad envasados en raciones individuales, sin que las propiedades (color, olor y sabor) se vean afectadas en ningún sentido. Esta nueva forma de envasar ya ha sido aprovechada en numerosas cocinas, profesionales y de casa, para ofrecer a los comensales una ración de buen jamón recién cortado, sin por ello tener que disponer de un cortador especializado o sin correr con el sobre-coste que genera un mal aprovechamiento de la pieza.

2003

Decía Víctor Hugo que el futuro tiene muchos nombres: para el débil es lo inalcanzable, para el miedoso, lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad. 2003 supuso para La Bandejita un paso hacia el ciberespacio. La venta tradicional también puede aliarse con las nuevas tecnologías. LA BANDEJITA es una demostración palpable, la venta por Internet de una tienda delicatessen es otra. A través de esta Web se puede realizar una compra directa desde cualquiera de los países de la CE. Además Internet ofrece la posibilidad de que los clientes de siempre puedan seguir comprando los artículos después de haber cambiado de domicilio como fruto de la confianza depositada en José Alvarez Alimentación Selecta.

2004

“El sabio comienza por hacer lo que quiere enseñar y después enseña”. El aforismo pertenece a Confucio. 40 años de experiencia dan para enseñar a cortar el jamón. Esta iniciativa fue puesta en marcha por José Alvarez Alimentación por la insistencia de años de clientes que poco menos que tenían que tirar piezas de jamón, en ocasiones muy caras, por no haberlo sabido cortar. La iniciativa comenzó en 2004 y se mantiene hasta el día de hoy.

Nº de REGISTRO SANITARIO C.000002051/CM